start previous AUTHORS WHAT’S NEW HELP SEARCH ABOUT CAOS
español | italiano | english | français

 
Tierra de por medio

Author: Ernesto Caballero
Language: Spanish
ISBN: 84-9568328-8
Price: 2,00 €
File size: (Tierra.pdf) 314 Kb.
Available in: Italian

(4 mujeres y 3 hombres).
Illustrada con fotografías de la representación dirigida por el autor.
Una pieza policiaca centrada en un objeto de gran actualidad: el terreno edificable, bien precioso y fuente de riqueza. El mecanismo imparable y a veces perverso del mercado inmobiliario llevado a escena por medio de un juego de intrigas, corrupción y especulaciones entre los siete personajes que se cruzan en el escenario. El engranaje se interrumpe bruscamente cuando un marroquí, «sin papeles», aparece muerto en la obra donde trabajaba. Pero ni siquiera este hecho puede detener el mecanismo: éste tiene que prever los imprevistos, pues la gran maquina inmobiliaria no puede detenerse. Lo obra despliega entonces todos sus matices de denuncia social: podría tratarse de un ejemplo a pequeña escala de los que algunos llamarían la competencia propia de la sociedad de mercado; otros de corrupción pura y dura. La obra pone en cuestión cuáles son los medios éticamente aceptables o reprobables para alcanzar los objetivos previstos; dónde está la línea fronteriza entre ellos; cuál es el referente ético en esta sociedad caracterizada por el capitalismo salvaje.
Excerpt

Tierra de por medio

AMPARO  Por ti.

MIGUEL ÁNGEL  Por ti, por mí y por nosotros.

AMPARO  Por nosotros.

MIGUEL ÁNGEL  Por nuestro pueblo.

AMPARO  Eso, brindemos por nuestro pueblo.

MIGUEL ÁNGEL Estamos de enhorabuena. Por fin se han aprobado las normas subsidiarias. Ahora ya podemos actuar.

AMPARO  La espera ha merecido la pena.

MIGUEL ÁNGEL  Ya sabemos que las cosas de palacio van despacio.

AMPARO  Pues ya podemos poner en marcha el campo de golf.

MIGUEL ÁNGEL  La Comunidad nos tiene que dar el visto bueno...

AMPARO  Habrá que convencer a la Comunidad.

MIGUEL ÁNGEL  Por el campo de golf.

AMPARO  No, Miguel Ángel, el brindis para cuando lo hayamos conseguido.

MIGUEL ÁNGEL  Todo tiene ir como la seda: yo me encargo del Ayuntamiento y tú de la Comunidad. Está todo controlado.

AMPARO  Eso espero.

MIGUEL ÁNGEL  ¿Sabes lo que es hacer un Bogey?

AMPARO  Ni idea.

MIGUEL ÁNGEL  Meterla tarde y mal.

 

(Risas).

 

AMPARO  Miguel Ángel, pareces un crío.

MIGUEL ÁNGEL  Tú, que me rejuveneces.

AMPARO  ¿Me das crema en la espalda?

MIGUEL ÁNGEL  Será un placer...

AMPARO  ¿Te gusta?

MIGUEL ÁNGEL  Mucho...

AMPARO  Dicen que el masaje relaja más al que lo hace que al que lo recibe...

MIGUEL ÁNGEL  Pues luego te dejo que te relajes tú un poco conmigo...

AMPARO  Qué golfo eres, Miguel Ángel...

MIGUEL ÁNGEL  Mira..., me imagino tu espalda como un gran solar, y esta pomada es la tarifa necesaria para tener contento a todo el mundo... Sí, hay que untar, dar mucha pomada por todas partes..., por todas... Aquí en las cervicales veo una fase de viviendas unifamiliares... Aquí en los omoplatos los chalets adosados con las mejores vistas... Recorro tu columna e imagino que es la carretera de una urbanización... Veo niños jugando, pistas de tenis, piscinas con fornidos socorristas... Veo pequeños comercios..., chiringuitos..., tiendas de moda... Pero hay que seguir untando y untando... Y veo la nueva iglesia que le hemos prometido al párroco... Sí, la veo aquí en tu nalga derecha..., y en la izquierda veo un espléndido campo de golf... Y esto no ha hecho más que empezar..., y hay que seguir untando... untando... para poder penetrar en todos lados... y ocupar cualquier espacio...; porque en cualquier espacio se puede construir..., se puede levantar un sólido proyecto... untando..., untando... Aquí la iglesia..., a este otro lado el campo de golf y aquí... aquí... zona protegida... ¿Protegida?... Untando... untando..., no hay zona donde no se pueda acceder... Aquí el campo de golf... con sus pequeños y codiciados agujeros... Así... así... así... entrando... entrando... hasta el fondo...

 

(Suena un móvil. Amparo atiende).

 

AMPARO  Dime. ¿Qué? ¿Cómo? ¿Muerto? Tranquila... tranquila. ¿Estás segura? Tranquila, vamos, lo importante en estos casos es mantener la calma... No te muevas, y no hagas nada. Enseguida estoy allí.

MIGUEL ÁNGEL  ¿Qué pasa?

AMPARO  Ha habido un accidente. El moro ha aparecido muerto.

MIGUEL ÁNGEL  ¿Qué?

AMPARO  Estaba de vigilante en la obra. Por lo visto se ha caído.

MIGUEL ÁNGEL  ¿En qué obra?

AMPARO  Piensa mal y acertarás.

MIGUEL ÁNGEL  No me jodas. ¿Tú sabes lo que eso significa?

AMPARO  Sí, sé lo que significa un accidente laboral de un indocumentado en las viviendas de protección oficial.

MIGUEL ÁNGEL  Pero, Amparo, ¿te has vuelto loca? ¿Cómo se ocurre no dar de alta a tus empleados?

AMPARO  No tenía papeles.

MIGUEL ÁNGEL  ¿Y cómo es que le contratas?

AMPARO  Política de ahorro.

MIGUEL ÁNGEL  ¿Quién lo sabe?

AMPARO  De momento sólo Merche. Acaba de encontrárselo.

MIGUEL ÁNGEL  ¿Y qué piensas hacer?

AMPARO  No sé, ¿y tú?

MIGUEL ÁNGEL  ¿Yo?

AMPARO  Tú y yo, o sea: NOSOTROS.

MIGUEL ÁNGEL  ¿Nosotros?

AMPARO  Sí, NOSOTROS. Nosotros tenemos la contrata de obras. Y cuando digo NOSOTROS te incluyo a ti el primero. Así que yo te pregunto a ti, señor alcalde de este municipio, qué hacemos ahora con un moro muerto sin contrato, sin papeles, sin nada, en una obra de protección oficial...

 

(Miguel Ángel marca un número).

 

MIGUEL ÁNGEL  Juan... Vete ahora mismo para el Ayuntamiento y espérame allí. Es urgente.

A la cabecera de la página

Read an excerpt from this work