start previous AUTHORS WHAT’S NEW HELP SEARCH ABOUT CAOS
español | italiano | english | français

 
Nina

Author: José Ramón Fernández
Language: Spanish
ISBN: 978-84-95683-46-5
Price: 2,00 €
File size: (NinaES.pdf) 669 Kb.
Available in: English

(1 woman and 2 men).
‘It is a battle between despair and the will to live, the will to keep on living one day at a time. It is the epic struggle that faces all of us; you, me and the people we see all around us. It is my hope that you too will be moved by these themes, and touched by these struggles.’
Excerpt

Nina

NINA  A ti te gustaba el jazz.

BLAS  Sí. Me sorprende que te acuerdes.

NINA  ¿Cómo se llamaba el trompetista ese que además cantaba?

BLAS  Chet Baker.

NINA  A ti te gustaba Chet Baker. A María no le gustaba mucho.

BLAS  No. En casa no lo pongo. Me lo traigo aquí. Vengo muchas veces por la noche, a trabajar aquí. En casa, con el chaval, no puedo quedarme con las luces encendidas, y aquí se trabaja muy tranquilo. Para las cosas de cuentas lo peor del mundo es que te interrumpan. Así que me vengo al pabellón, me pongo un cedé de Chet Baker y me lío a darle a la calculadora.

NINA  ¿Y María no protesta?

 

(Blas no sabe si Nina conoce a la María de ahora. La María que prefiere quedarse merodeando a Gabi como una perra y que no puede soportar la existencia de Blas.)

 

BLAS  No.

NINA  A mí me gustaba el trompetista. Cuando cantaba, parecía que había pasado semanas sin dormir.

BLAS  Seguramente las había pasado. Aparte de que antes de cumplir los cuarenta le dieron una paliza y le partieron todos los dientes. Llevaba dentadura postiza. Espera.

 

(Blas se acerca al pequeño aparato de música y lo enciende. Suena Chet Baker. La trompeta de Baker parece devolver una íntima alegría a Blas. Está claro que es su refugio. Oyen la música, tal vez Let’s Get Lost, o The Best Thing For You. Los pies de Nina siguen allí, como la llamada del mar.)

 

NINA  No te falta de nada. Te lo tienes montado muy bien. De categoría.

 

(Blas acusa la frase. Como si a un perro le recordasen en medio del juego que sólo es el perro. Silencio entre ellos. Suena la trompeta de Chet Baker y los pies desnudos de Nina reposan sobre el brazo del sofá, al alcance de las manos de Blas. Blas decide no ser el perro por un minuto y coge las sandalias que Nina había abandonado durante el baile. Antes de ponérselas, le limpia la planta de los pies con la palma de la mano.)

 

Dime que sigo siendo la reina de la playa.

BLAS  Sigues siendo la reina de la playa.

A la cabecera de la página

Read an excerpt from this work