inizio indietro AUTORI NOVITA AIUTO CERCA CHI SIAMO
español | italiano | english | français

 
Atra bilis
(Cuando estemos más tranquilas...)

Autore: Laila Ripoll
Lingua: Spagnolo - Italiano
ISBN: 84-95683-24-5
Prezzo: 2,00 €
Peso del documento: (Atrabili.pdf) 352 Kb.

(4 donne).
Illustrata con fotografie della scena diretta dall’autrice.
Quattro donne anziane si scambiano ricordi e rancori durante la veglia del marito di una di loro. Disamori, odi, segreti e desideri verranno svelati nel corso di una notte di tormenta.
Tra il sainete costumbrista, il realismo magico e il romanzo noir, queste donne ripercorreranno la loro vita in una storia circolare in cui tutto finisce come era iniziato… o quasi.
Dall’omicidio di un neonato, fino alla morte di un gatto… Da infedeltà commesse cinquant’anni prima, fino ai tradimenti di ieri… Un’invalida, una vergine, una ignorante e un’idiota. I loro ricordi sono la storia della Spagna, o meglio, delle due Spagne che ci fanno morire dalle risate e ci fanno gelare il sangue.
Frammento

ATRA BILIS

LAS TRES  (Canción polifónica con acompañamiento de esquila).

Madre primorosa,

madre entre las rosas,

oh, madre amorosa

atiende nuestras cosas.

Reina celestial

aleja de mí el mal

atiende a tu grey

que obedece ciegamente tu ley.

Nuestra vida es como un río

que siempre acaba en la mar.

Vivimos siempre penando

entre el dolor y el pesar.

Estate a bien con el Cielo

que la muerte va a llegar,

cuando menos te lo esperes

tu vida se acabará.

 

(Silencio. Las mujeres pierden los ojos en la nada).

 

AURORI  Bueno...

DARÍA  No estuvo mal.

NAZARIA  (Imita). «No estuvo mal, no estuvo mal». Mejor tenía que estar. Has desafinado, tienes problemas de cuadratura.

DARÍA  (Masculla). Ya salió doña Perfecta.

NAZARIA  ¿Qué?

DARÍA  No estoy de acuerdo.

NAZARIA  Sabrás tú, qué sabrás tú, tú qué sabrás qué sabrás tú...

AURORI  Tururú.

 

(Silencio. Runrún de la mecedora de la Nena).

 

DARÍA  ¿Ya?

NAZARIA  No

DARÍA  Pero...

NAZARIA  He dicho que no y cuando yo digo que no es que no.

AURORI  Bueno.

 

(Silencio. Runrún de la mecedora).

 

DARÍA  ¿Y?

NAZARIA  ¿Qué?

DARÍA  Yo...

NAZARIA  ¡No!

AURORI  Bueno. (Silencio. Runrún). Bueno va lo bueno y ojito con la niña.

 

(Silencio, no hay runrún).

 

AURORI  Caca.

DARÍA  ¿Qué?

AURORI  Caca.

NAZARIA  No es la hora.

AURORI  Caca.

NAZARIA  Luego.

AURORI  Caca.

DARÍA  Calla.

AURORI  Caca.

NAZARIA  Cuando estemos más tranquilas. (Desafía a sus hermanas con los ojos. Saca un despertador de campanas del bolso y cuenta los segundos). Cinco, cuatro, tres, dos y medio, dos, uno... Hala. Ya. Ahora es la hora, y como soy la viuda dolorosa empiezo yo, que para eso soy la viuda dolorosa. Soy la viuda dolorosa protagonista, así que yo empiezo que para eso soy la viuda dolorosísima. ¡Ojo!

DARÍA  Eres inhumana.

NAZARIA  Y tú una imbécil, una imbécil, una imbécil, eres una imbécil...

DARÍA  ¿Que soy qué, que no me ha quedado claro?

NAZARIA  Una imbécil eres, una imbécil.

DARÍA  (Rumia). Nerona. (Grita). ¡Ay que nos hemos quedado solas!

NAZARIA  ¡He dicho que yo empiezo, calamidad! ¡Y mucho cuidadito con pasarte de lista o te abro la cabeza a muletazos! ¡Mala cuca! (Grita más alto que su hermana). ¡Ay, alma pecadora, que nos dejas abandonadas en este valle de lágrimas! ¡Ven a llevarme a tu lado, sácame de este sinvivir y súbeme hasta el regazo de los ángeles!

DARÍA  ¡Ay que nos hemos quedado solas!

AURORI  (Al borde del llanto). ¡Caca!

NAZARIA  ¡Piedad, Señor, para esta pobre ánima que te entrego, porque ya purgó en vida sus miserias! ¡Piedad, también, para esta tu sierva, que queda abandonada con la carga de su tristeza y de dos mujeres inútiles!

DARÍA  ¡Ay que nos hemos quedado solas!

AURORI  (Entre lágrimas). ¡Caca!

NAZARIA  ¡Qué dolor el de los pobres mortales que quedamos en esta tierra de sufrimientos! ¡Ay, alma mía, ruega por tu esposa cuando llegues a la presencia del Altísimo! ¡Acuérdate de las que quedamos cuando estés en presencia de tan todopoderosa Luz!

DARÍA  ¡Ay que nos hemos quedado solas!

AURORI  (A punto de reventar). ¡Caca, caca, caca, caca, caca, caca, caca, caca!

NAZARIA  Daría, saca a la Nena, que quiere hacer de cuerpo, y a ver si te despabilas un poco con los plantos, reina, y sufres con más literatura, que parece que te importe un comino. (Daría se lleva a Aurori). ¡Ay que no somos nada! ¡Ay, qué pena de vida oscura, lidiando en un sinvivir para acabar roído por los gusanos! ¡Ay, mi pobre esposo, que no dejas hijo que te herede y a mí me dejas con mi soledad y mi purgatorio a cuestas, con la triste compañía de una virgen y una idiota! (Regresan Daría y Aurori). ¿Ya?

DARÍA  Ahora dice que no quiere.

NAZARIA  Malcriada.

AURORI  Tú, puta.

A la cabecera de la página

Leggere un frammento di questa opera